FANDOM


Procesamientos contra Mariano Mansilla
Por cesión irregular de lotes

Avanza una causa contra el candidato a intendente.
El fiscal pidió que lo indaguen. Lo acusan de haber cedido lotes de manera irregular. ¿Se intentó burlar a la Justicia?

Aunque ambos vinculan al concejal Mariano Mansilla con la presunta cesión irregular de tierras, los casos que pasaremos a narrar guardan sustanciales diferencias entre sí. Veamos: el primero dio origen a una causa judicial en la que el fiscal Horacio Maitini acaba de pedir que se le tome declaración indagatoria. El segundo, en cambio, recaló en el ostracismo aunque existen “elementos” que acreditarían su existencia. Los dos casos remiten al período en el que Mansilla era el secretario de Gobierno del actual intendente neuquino, Martín Adolfo Farizano. Mientras que los “elementos” a los que se hizo mención son las fotografías y el escrito que ilustran estas páginas. Primer caso La causa caratulada como “Mansilla Mariano y otro s/ PTA usurpación de funciones y estafa procesal en grado de tentativa” se inició tras una denuncia pública del concejal Marcelo Bermúdez (PRO) quien lo acusó de haberle adjudicado un terreno fiscal a la Iglesia Corporación Pentecostal, sin estar habilitado para hacerlo. Como elemento de prueba, Bermúdez difundió el número de la resolución que supuestamente había firmado Mariano (la 337/09), e hizo ver que la maniobra se perpetró en medio de la campaña (con la que éste difundía su candidatura a edil). El municipio mutó en polvorín, y el expediente comenzó a nutrirse. Bermúdez fue citado a declarar y, lejos de retractarse, desnudó un episodio más grave. Contó que Mariano también le había cedido a una sociedad comercial el terreno que ésta venía ocupando, y que el municipio intentaba recuperar a través de la Justicia Civil. Dicha autorización habría sido utilizada por la empresa para gambetear el desalojo. La causa penal dice que el 13 de julio de 2009 y por resolución 314/09 Mariano le concedió a Almaco SA la ocupación de ese predio por un período de cinco años. Ahora bien: ¿podía entregar esas tierras? Para los investigadores la respuesta es contundente: no. Primero porque, según la Carta Orgánica municipal, el único autorizado es el Intendente. Y segundo porque la ordenanza 11.219 señala que no habrá adjudicación de lotes sin que antes haya sido aprobada por el Concejo Deliberante. Hasta ahí la presunta usurpación de funciones. Pero en el caso de Almaco SA también se le endilga haber contribuido (involuntariamente o no) a una maniobra supuestamente urdida para engañar a la Justicia Civil. Es decir, para frenar el desalojo. Esto es lo que dice el fiscal Ignacio Di Maggio en el expediente al que tuvo acceso La Tecla Patagonia: “Sin dudas que además de encuadrar la conducta de Mansilla en la usurpación de funciones públicas correspondientes a otro cargo, entre este funcionario municipal y el representante de la sociedad demandada, el Sr. Claudio Alejandro Stanmer, medió una convergencia o acuerdo intencional, destinado a producir prueba instrumental que mejorase la situación procesal de la accionada, sea para dilatar el trámite de desalojo (…) o lograr el eventual rechazo de la demanda, haciendo incurrir al órgano jurisdiccional en un error que persigue el dictado de una sentencia injusta”. Señala el fiscal que el proceder fue en “perjuicio del municipio de Neuquén, por cuyos intereses el funcionario (…) tenía la obligación de velar”. Hoy, dos años más tarde, Mariano es candidato a intendente por el UNE. Tras reunir una serie de elementos, Di Maggio elevó el pedido de indagatoria contra ambos. Y la causa pasó luego a la fiscalía de Maitini, quien hace unos quince días le reiteró el pedido al juez Cristian Piana. Segundo caso ¿Tenía Mansilla una singular generosidad para resolver el problema de las tierras? ¿Había algo de demagogia en ello? Quién sabe. Por lo pronto, hay una anécdota… Cuentan que una mañana cualquiera del período al que se hizo mención, los vecinos salieron a la calle y se desayunaron con que un grupo de extraños comenzaba a retirar los juegos y a levantar una vivienda de chapa -tipo obrador- en la plazoleta ubicada en El Jalillal y Primero de Mayo, del barrio Smata. “Usurpadores”, exclamaron unos. “Perdemos la plaza”, alertaron otros. Y en medio de la histeria alguien peló el teléfono. En cuestión de minutos el hoy concejal Darío Martínez (PJ) tenía en sus manos un documento -supuestamente firmado por Mansilla- en el que se afirmaba que la adjudicación del lote se encontraba en trámite ante la subsecretaría de Tierras y Vivienda. Dicen que hubo un llamado de Martínez al entonces secretario de Gobierno, y que al ratito no más los extraños se habían ido. Testimonio de todo aquello son las fotos, el relato y una hamaca bastante pobretona. La Tecla Patagonia intentó hablar con Mariano -como le dicen todos por aquí- pero no fue posible concretar la entrevista. Hoy, como entonces, el hombre es candidato. Y, por supuesto, está más que ocupado.

La nota completa en la Revista La Tecla Patagonia número 48, Publicada 14/07
http://www.lateclapatagonia.com.ar/2/nota_1.php?noticia_id=3120&title=