FANDOM


Municipio y cooperativa ¿Algo que los UNE?

La cooperativa de serenos acaba de ganar una licitación en la municipalidad de Neuquén para la vigilancia en edificios públicos. Las vinculaciones con UNE. La historia de una causa penal que terminó en el archivo, y las reflexiones del fiscal

Hace rato que por la ciudad capital circulan rumores acerca de una supuesta simbiosis entre la Unión de los Neuquinos (UNE) y la cooperativa de trabajo Esfuerzo Unido Valentina Sur Ltda. Se dice que ese partido, cuyo principal referente es el concejal Mariano Mansilla, se valdría de ella para ubicar a sus militantes y adeptos en distintos puestos laborales.

Lo cierto es que los comentarios, que no muchos se animan a reproducir frente a un grabador encendido, tuvieron su origen en una de las primeras acciones de gobierno del jefe comunal, Martín Adolfo Farizano. Repasemos.

En enero de 2008, y por cuestiones presupuestarias, el ahora candidato a gobernador declaró el fracaso de una licitación pública que ya había sido preadjudicada a la empresa CBS, y autorizó la contratación directa de esa cooperativa en la que delegó el cuidado de las dependencias municipales, incluido el control de acceso a su edificio central.

Su decisión fue refrendada por Mansilla -entonces secretario de Gobierno- y a ella le siguieron varias prórrogas, más un posterior llamado a licitación al que la oposición le sintió tufillo a dirigismo.

Eso motivó la denuncia pública del concejal Mario Pilatti (MPN) y el inicio de una causa penal que el juez Mauricio Zabala archivó en noviembre último, al no encontrar elementos que incriminaran a los funcionarios. De más está decir que aquel llamado a licitación se dejó “sin efecto”.

Mientras eso ocurría, las contrataciones directas se fueron repitiendo hasta que hace apenas una semana se conoció el resultado de una nueva licitación en la que la cooperativa se adjudicó el “servicio de serenía, control de accesos, cuidado y resguardo de bienes municipales para distintas dependencias u otros objetivos”.

Para este último llamado, el servicio de seguridad se dividió en tres renglones (la cooperativa ganó el segundo) y se estableció que el contrato se extenderá por dos años, con la consecuente herencia para el próximo gobierno municipal.

Lo llamativo es que las suspicacias que anidan en el ambiente político tienen su correlato en el mundillo sindical. De hecho, dirigentes de la agrupación Violeta Negra de ATE acusaron a la cooperativa de haber querido “meter” a su gente en el hospital Centenario (provincial), y sacaron a relucir un comunicado que llevaba la firma de “su apoderado” Fernando Schpoliansky, quien además de asesorar a ese gremio fue candidato a concejal suplente por UNE.

Consultado por La Tecla Patagonia, Mansilla negó cualquier tipo de relación non sancta y esto dijo sobre los supuestos nexos: “Siempre obviamente se dice eso. Es más, yo creo que en la cooperativa gran parte de esos nuevos socios que tiene a partir de su crecimiento… No les he preguntado, pero yo estoy seguro de que adhieren a mi candidatura”.

“No es algo alocado que ocurra eso. La mitad de la ciudad me vota, entonces en la cooperativa, la mitad también me vota. Además, estoy seguro de que tienen un gran aprecio por lo que yo hice, porque yo los apoyé diciendo que la cooperativa puede funcionar, me denunciaron penalmente y yo nunca aflojé, ni aflojo. Nunca les fui a preguntar, pero yo sé que no es común en la política”.

“Seguramente cuento con el apoyo, pero eso está muy lejos de que yo digite la cooperativa y que yo les diga a quiénes tienen que meter y a quién no”, dijo este reconocido abogado que la asesoró en una causa, allá en el epílogo de los ‘90.

El expediente En diciembre de 2009 y tras analizar las denuncias sobre la licitación a la que había llamado la actual gestión municipal, el fiscal Ignacio Di Maggio le pidió al juez que les tomara declaración indagatoria tanto a Farizano y a Mansilla, como al entonces secretario de Economía, Carlos Alberto Yanes, a los que investigaba por la presunta comisión del delito de “abuso de autoridad”.

En su requisitoria, el fiscal refirió al art. 248 del CP e imputó a Farizano por “haber dictado resoluciones contrarias a las leyes provinciales y ordenanzas municipales, consistiendo éstas en autorizar y aprobar mediante decretos del departamento Ejecutivo Municipal a su cargo, la contratación directa para la prestación del servicio de vigilancia, control de accesos”, etc.

Para Di Maggio, el Intendente realizó aquellas acciones “mediante la invocación de una excepción no suficientemente acreditada”. Mientras que a Mansilla y a Yanes los acusó de “haber realizado aportes necesarios (…) consistentes en declarar fracasado el proceso licitatorio en marcha, permitiendo con tales actos generar en apariencia una situación de emergencia”.

El expediente buscaba establecer si la licitación fracasada, las contrataciones directas y el posterior pliego licitatorio que se dejó “sin efecto” (ver aparte) buscaban beneficiar a la cooperativa.

La causa no arrojó mayores novedades hasta que hace cinco meses, el juez Zabala sobreseyó a los funcionarios y la mandó al archivo, sin que su resolución haya sido apelada por el fiscal (que ya no era Di Maggio). Consultado por La Tecla Patagonia, el magistrado remitió a los argumentos.

Básicamente, estos decían que el art. 248 sólo refiere a las leyes nacionales y provinciales (en este caso se trataba de ordenanzas municipales), y que no surgieron “elementos que mínimamente exterioricen la voluntad” de Farizano “de interesarse personalmente en dirigir la contratación hacia personas determinadas”.

Los móviles Se dice que, en oportunidad de haberlo citado a declarar como testigo, Di Maggio le preguntó a Carlos Barceló (titular de CBS) si estaba al tanto de los rumores que hablaban sobre una supuesta afinidad entre la cooperativa y el poder político.

Ahora, consultado por La Tecla Patagonia, el fiscal reflexionó: “Si la causa hubiese continuado, probablemente se hubiesen podido establecer vínculos entre UNE y esta irregular contratación directa”. Consideró que “así como los homicidios tienen móviles por venganza, por odio, etc., también las defraudaciones no sólo están motivadas en un fin de lucro, sino en la censurable intención de recaudar para sostener financieramente a los partidos, sirviéndose de los fondos del Estado”.

El UNE es un aliado estratégico del radicalismo que encarna Farizano y de ahí las sospechas que andan dando vueltas.

Otro de los que no tienen problemas en hablar en voz alta es Pilatti, quien sostuvo que “indudablemente, la cooperativa entró a la municipalidad por la puerta que le abrió el UNE. Mansilla aconsejó su contratación, y gente vinculada políticamente a su partido ingresó a través de la cooperativa (...) es una forma de caer en el clientelismo”.

El alegato En una entrevista con este medio, el Dr. Mansilla respondió a las acusaciones y comenzó diciendo que esta cooperativa “es una organización social de los ‘90”, que nació a partir de “un grupo de plomeros y gasistas”. Agregó que “hace 20 años había ganado” la licitación del estacionamiento medido y que “después se lo sacaron ilegalmente” para poner a otra empresa; entonces, “hicieron un juicio que duró diez años y lo ganaron”.

“Presta muchos servicios y da muchas fuentes de trabajo, particularmente a vecinos de Valentina Sur, que es donde se originó”. Pero “lejos están siempre del UNE. Es independiente, los dirigentes son independientes. Sus máximos referentes son, en todo caso, militantes más del MPN. Son muy conocidos como José Flores, el presidente que no mezcla las cuestiones partidarias, pero es un activo militante del MPN”.

“Prestan servicios en Parque Norte… Todo esto, te hablo de hace más de diez años, cuando yo no participaba en política y no tenía nada que ver”, sostuvo y acotó: “Cuando yo asumí en la secretaría de Gobierno, con Farizano, había que cubrir el área de Seguridad. Se había caído una licitación con una empresa de seguridad y contratamos a la cooperativa para que preste servicios de serenía, y creo que le resultó un gran apoyo a la cooperativa y de ahí es que siempre los opositores me están vinculando”.

“Ellos no entienden porqué yo hice una acción de gobierno para favorecer que la gente tenga trabajo en lugar de seguir con las empresas privadas de seguridad que se metieron hace algunos años en el Estado”, dijo y aseveró que cuando Pilatti “era presidente del Consejo de Educación sacó a todos los serenos de las escuelas y metió a las empresas privadas”. La acusación fue rechazada por Pilatti, quien aseguró que “las empresas venían de antes y su número no creció”.

Por su parte, Mansilla indicó: “Yo no estoy de acuerdo en mantener empresas de seguridad en la administración pública. Es una cuestión ideológica que la conoce todo el mundo, y no iba a poner en ese tiempo que estaba a cargo de la secretaría de Gobierno una empresa de seguridad, porque los municipales no necesitan un gendarme al lado”. El concejal explicó: “Lejos de separarme, me hago cargo de la línea que impulso. Creo que las cooperativas pueden jugar roles sociales en la prestación de servicios públicos e impulsó la política de cooperativas que pueden vivir perfectamente con empresas privadas”.

“Lo concreto es que las cooperativas cubren determinadas áreas en el municipio y las cubren bien. Tienen las personas adecuadas y nosotros intervenimos siempre que hay críticas o hay un lugar donde no funcionan. Les llamamos la atención o les decimos que lo hagan correctamente, pero no elegimos la gente porque ellos tienen sus propios socios y los socios son los que van ocupando los diferentes lugares”, concluyó.

Los dinerillos En su edición del 11 de marzo último, el Boletín Oficial de la municipalidad de Neuquén del 11 de marzo último publicó el decreto 0240/2011 por el que la gestión Farizano aprobó la contratación directa de la cooperativa por otro mes de trabajo, a un costo total de $ 317.984. Y en la misma página, difundió la resolución 0116/2011 que autorizó a la Tesorería a pagarle facturas por un total de $ 34.428.

En el bloque de concejales del MPN se tomaron la molestia de leer boletín por boletín y llegaron a la conclusión de que a lo largo de esta gestión, el municipio le pagó $ 11.780.894 a la cooperativa. Mansilla asegura que con otro sistema “el gasto en seguridad hubiera superado los 15 millones de pesos anuales, pero -personaliza- yo los reduje a tres millones”. Sin embargo, el servicio no es el mismo.

Como se dijo, en la nueva licitación el servicio fue dividido en tres renglones. El primero -y que, según se indicó, quedó vacante- refería al “servicio de seguridad y vigilancia para distintas dependencias…”. El segundo es el de serenía (que ganó la cooperativa), y el tercero -para el servicio de monitoreo de alarmas con respuesta propia- le fue adjudicado a la firma FAF Asociados SRL.

Cuando asuma el próximo jefe comunal se encontrará con que después de tantas contrataciones directas, hay una adjudicación que deberán cumplir por dos años, con posibilidad de prorrogarlo por uno más.

“La cooperativa ganó la licitación porque toma el monto y lo reparte entre sus asociados, en cambio, las empresas privadas tienen otros gastos”, dijo el concejal Mansilla para ahuyentar comentarios sobre dirigismo.

Nota completa en La Tecla Patagonia Nº 35.
Publicada 14/04 - http://www.lateclapatagonia.com.ar/2/nota_1.php?noticia_id=2506&title=

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.